Abordaje combinado laparoscópico y cirugía abierta conservadora en la masa renal compleja
Palou Redorta, J. ; Gaya Sopena, J.M.; Sagristá Vidal, R.M.; Rosales Bordes, A. ; Alves Oliveira , M.J. ; Rodríguez Faba, O. ; Villavicencio Mavrich, H.
Fundació Puigvert
LXXIV Congreso nacional de Urología, Valencia, 2009
Visto 8 veces.

Introducción

La cirugía conservadora en masas renales ha demostrado buenos resultados oncológicos. La evolución de la laparoscopia ha permitido la realización de nefrectomías parciales con escasa morbilidad. Se han descrito mayor número de complicaciones (fístulas, hemorragias) en los casos complejos.

Objetivo

Se presenta una forma combinada de abordaje con disección del riñón y del pedículo renal por laparoscopia, que facilita LA, cirugía abierta conservadora con una menor incisión abdominal.

Caso clínico y Técnica quirúrgica

Paciente de 46 años con antec. de síndrome antifosfolipídico y trombosis de extremidad inferior. Por seguimiento de un problema litiásico se diagnosticó de un tumor intraparenquimatoso derecho de 26 mm y otro pequeño de 7 mm periférico.

1er tiempo: cirugía laparoscópica abdominal con identificación de uréter y vasos renales y liberación de toda la grasa perirenal para facilitar su movilización.

2do tiempo: con el paciente en la misma posición, se procede a la extracción de los trócares y a una pequeña incisión subcostal. Se coloca una gasa por detrás del riñón , para facilitar su exteriorización. Se realiza ecografía intraoperatoria para localizar y marcar la situación del tumor. Previa administración de manitol, se entra el clamp vascular a través del trócar de la óptica y se procede a la incisión del parénquima renal y enucleación del tumor; sutura de la zona pedicular tumoral, colocación de Floseal y surgicel  dentro de la cavidad para facilitar la hemostasia, y cierre del parénquima.

Luego se procede a la exéresis, sin isquemia, de un pequeño tumor satélite.

Resultados: Tiempo total de la cirugía de 180 minutos. Tiempo de isquemia caliente 18 minutos, pérdida hemática mínima. Alta del paciente a los 6 días, sin complicaciones.

La anatomía patológica reveló un carcinoma renal de células claras Furhman 2.

Conclusiones

La nefrectomía parcial laparoscópica es considerada, como  una cirugía urológica compleja. Existen algunos casos en que la dificultad es mayor y pueden comportar mayor riesgo para el riñón afecto y el paciente el forzar la indicación laparoscópica.

Creemos que esta opción facilita la ejecución de estos casos complejos, minimiza el impacto fisiológico para el paciente y facilita la recuperación posterior de la pared abdominal por el hecho de realizar una menor incisión. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2009/mp4/V-1.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2009/webm/V-1.webm' type='video/webm'></video>