Nefrectomía laparoscópica en riñón atrófico con perinefritis: antecedentes de cistoprostatectomía radical más conducto ileal y radioterapia
Peña González, J.A.; Serrano Liesa, M.; Sagristà Vidal, R.; Huguet Pérez, J.; Palou Redorta, J.; Algaba Arrea, F.; Villavicencio Mavrich, H.
Fundació Puigvert
LXXIV Congreso nacional de Urología, Valencia, 2009
Visto 182 veces.

Introducción

El absceso perinefrítico se asocia normalmente con una ruptura de un absceso intranefrítico corticomedular. Este hallazgo puede verse de forma usual en pacientes con una cirugía urológica o urolitiasis previa. Los síntomas más frecuentes son fiebre y dolor lumbar o en el flanco. Después del diagnóstico de un absceso perinefrítico mediante ecografía o TC, el paciente debe recibir antibióticos de amplio espectro por vía parenteral y colocación de drenaje percutáneo. El drenaje quirúrgico, o la nefrectomía si el riñón no es funcional o está severamente infectado, constituye el tratamiento de elección.

En la mayoría de los casos conviene drenar el absceso perirrenal primero y corregir el problema subyacente, y realizar una nefrectomía cuando el estado del paciente ha mejorado.

El abordaje laparoscópico se ha confirmado como la técnica quirúrgica de elección en la patología renal.

Material y métodos

Varón de 64 años con antecedente de cistoprostatectomía radical y conducto ileal en 1999 por Tumor vesical infiltrante (pT2G3N1+ Cis) con RT y QT adyuvantes.

En Julio 2008 requirió ingreso desde urgencias por dolor lumbar izquierdo, fiebre y mal estado general. Se realizó TAC abdominal objetivando colección perirrenal izquierda multiloculada de 13x10 cm de diámetro. Se drenó la colección por vía percutánea y se administró antibioticoterapia de larga duración con buena evolución clínica. Reingresó a los 3 meses para nefrectomía laparoscópica izquierda electiva.

Resultados

El tiempo quirúrgico fue de 320 minutos, con unas pérdidas hemáticas de 800 cc. El peso de la pieza fue de 1200 gr. El postoperatorio cursó sin incidencias, siendo dado de alta al tercer día postoperatorio. La anatomía patológica informó de inflamación crónica, nefrocalcinosis y litiasis.

Conclusiones

El abordaje laparoscópico de un riñón atrófico con perinefritis es factible. Las cirugías previas y el antecedente de RT no contraindican el abordaje laparoscópico. Es necesario disponer de experiencia en cirugía laparoscópica previa.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2009/mp4/V-24.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2009/webm/V-24.webm' type='video/webm'></video>