Nefrectomía parcial derecha laparoscópica por tumor renal
Peña González, J.A.; Prera Vilaseca, A.; Abad Gairin, C.; González Sala, J.L.; Hannaoui Hadi, N.; Garcia Rojo, D.; Vicente Palacio, E.; Graells Batet, A.; Descalzo Abad, C.; Prats Lopez, J.
Corporació Sanitaria Parc Tauli. Hospital de Sabadell
LXXII Congreso nacional de Urología, La Coruña, 2007
Visto 20 veces.

Introducción: En general, la laparoscopia aporta una serie de ventajas respecto de la cirugía abierta tales como una mejor visualización, menor dolor y requerimiento de analgesia postoperatorios, disminución del sangrado, menor estancia hospitalaria y menor periodo de baja laboral.  La cirugía renal es quizás una de las intervenciones en las que  estas  ventajas son más evidentes. Una de las posibles criticas a la laparoscopia es que en caso de sangrado importante, la visualización es mucho peor y el control bastante más difícil que en cirugía abierta. Esto ha hecho que durante cierto tiempo, las cirugías tradicionalmente consideradas como más sangrantes no hayan entrado entre las indicaciones de la laparoscopia. En la actualidad, con la mejora de los equipos y de la técnica, este es un hecho que parece abocado a desparecer... Tras producirse un incremento progresivo de la indicación laparoscópica en la cirugía renal en nuestro centro (siendo del 65% en 2005 y superior en 2006, la mayoría realizadas por vía transperitoneal y algunas por retroperitoneoscopia) hemos incluido a la nefrectomía parcial entre las posibles indicaciones de la laparoscopia. Presentamos un video de la técnica empleada

Material y métodos: En los últimos tres meses de 2006 indicamos tres nefrectomías parciales por laparoscopia. La indicación fue por  tumor renal en todas ellas. El material específico empleado ha sido un clamp vascular, pinzas bipolares, tijera monopolar, surgicel y vicryl rapid.

Resultados:  En ninguno de los casos ha sido necesaria la reconversión a cirugía abierta, la duración de las cirugías ha sido de 3 a 4 horas con clampajes de 40 a 20 minutos, ningún paciente ha requerido transfusión y los Htos postoperatorios han sido siempre superiores a 30%. La estancia ha sido de 3 a 4 días y la AP ha sido de márgenes libres con rodete de seguridad de 2 a 4 mm en todos los casos.

Conclusiones: En nuestra opinión, la nefrectomía parcial por  tumor renal es una indicación de cirugía laparoscópica si se tiene la suficiente experiencia previa en este tipo de acceso.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2007/mp4/V-55.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2007/webm/V-55.webm' type='video/webm'></video>