LIMITACIONES DE LA REACCIÓN DESMOPLÁSICA EN LA LINFADENECTOMÍA RETROPERITONEAL POR CARCINOMA TESTICULAR.
PASCUAL J.I.; GRASA V.; CUESTA J.A.; LABAIRU L.; PONZ M.; ARRONDO J.L.; IPIENS A.
SERVICIO DE UROLOGÍA. HOSPITAL DE NAVARRA. Irunlarrea 3, 31008 PAMPLONA
LXXII Congreso nacional de Urología, La Coruña, 2007
Visto 9 veces.

INTRODUCCIÓN: La disección laparoscópica de masas ganglionares residuales tras quimioterapia en cáncer testicular (LRPL), puede resultar técnicamente dificultosa por la intensa reacción desmoplásica que se produce en la vecindad de los grandes vasos que puede dificultar su exéresis y ocasionar sangrado no controlable por medios laparoscópicos.

MATERIAL Y MÉTODO: Presentamos el caso de un varón de 25 años que fue diagnosticado en abril de 2005 de carcinoma testicular descubierto en una biopsia de masa supraclavicular. El estudio urológico practicado objetivó la presencia de masa testicular derecha en la ecografía, siendo realizada orquiectomía radical que mostró un tumor mixto de células germinales. En el estudio mediante TAC se observó la presencia de gruesas masas ganglionares retroperitoneales. Fue tratado con quimioterapia sistémica (BEP por 6 ciclos). El TAC de control mostró masas residuales intercavo-aórticas con diámetro mayor de 4 cm., por lo que se indicó LRPL. Se realizó abordaje transperitoneal de las masas ganglionares con el paciente en decúbito lateral izquierdo con pillet, óptica de 30º, 5 trócares (2/10 mm, 3/5 mm), bisturí armónico, pinzas bipolares y hemoclips. Los límites de la disección ganglionar fueron los descritos por Weisbach y Boedefeld para la cirugía abierta.

RESULTADOS: Observamos una intensa reacción desmoplásica de las masas intercavo-aórticas que dificultó la disección, sobre todo a nivel de la cara anterior de la aorta donde la adherencia del tejido fibroso era máxima. Se produjo un sangrado moderado de un vaso accesorio, controlado por medios intracorpóreos, pudiendo completarse con éxito la cirugía con una duración de 240 minutos.  No hubo complicaciones postoperatorias, siendo dado de alta el paciente a los 4 días. El análisis patológico de la pieza mostró tejido necrosado y áreas de teratoma maduro sin evidencia de tumor activo.

CONCLUSIONES: La linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica tras quimioterapia es una técnica demandante que debe plantearse sólo en Centros con alto grado de adiestramiento laparoscópico, obteniendo resultados oncológicos similares a la cirugía convencional y una clara ventaja en cuanto a dolor postoperatorio, estancia media e índices de calidad de vida comparados con los obtenidos por cirugía abierta.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2007/mp4/V-62.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2007/webm/V-62.webm' type='video/webm'></video>