LESIONES ENDOSCÓPICAS EN LA ESQUISTOSOMIASIS VESICAL
Pedro Carrión López; Maria José Donate Moreno; Miguel Segura Martín; Héctor Pastor Navarro; Jesús Martínez Ruiz; José Miguel Giménez Bachs; Antonio S. Salinas Sánchez; Juan G. Lorenzo Romero; Rafael Ruiz Mondéjar; Julio A. Virseda Rodríguez
Complejo Hospitalario Universitario Albacete
LXXIII Congreso nacional de Urología, Barcelona, 2008
Visto 4 veces.

            Las parasitosis urinarias no son frecuentes en nuestro medio. La llegada a nuestro pais de personas procedentes de regiones afectadas endémicamente por Schistosoma ha hecho que en los últimos tiempos cada vez sea más frecuente el diagnóstico de este tipo de patología.

Historia clínica.-

            Varón de 19 años, natural de Malí, afincado en España desde hace un año, que consulta por hematuria franca y síndrome miccional.

            Una vez comprobada la hematuria mediante sedimento urinario (>250 hematíes/campo), se realizó una ecografía que mostró una vejiga de paredes irregulares con grandes lesiones polipoideas. La UIV fue normal, sin hallar estenosis ureteral a ningún nivel. El examen parasitológico urinario fue positivo para huevos de Schistosoma haematobium.

            Se procedió a tratamiento médico con Praziquantel v.o. a dosis de 40 mg/Kg.

            Posteriormente, se realizó una cistoscopia en la que se apreciaron varios nódulos sésiles de aspecto rojizo en cúpula, pared vesical posterior y ambas caras laterales (bilharziomas), acompañadas de varias zonas dispersas con aspecto granulado amarillento ampliamente adherido a la mucosa vesical (parches arenosos).Se biopsiaron, mediante resección, los nódulos vesicales, y se coagularon los parches arenosos.

            El estudio histopatológico fue: Proliferación epitelial con nidos de Von Brunn, hiperplasia reactiva con discreta atipia y presencia de huevos de esquistosoma en el corion suburotelial.

Discusión.-

            La presencia de hematuria o síndrome miccional en un paciente joven originario de África u Oriente Mediodebe hacernos pensar en este diagnóstico. Ante esta sospecha un método diagnóstico fundamental es el estudio parasitológico urinario, que mostrará la presencia de huevos de Schistosoma haematobium.

            Los estudios endoscópicos permiten visualizar directamente las lesiones vesicales: En la primera fase de la enfermedad aparecen granulomas, erosiones y congestión de la mucosa. En  la segunda fase aparecen los nódulos bilharzianos (mucosa vesical sobreelevada por formaciones papulares). En la fase terciaria aparece el bilharzioma (formación fibrosa, sésil y rojiza). La afectación crónica vesical produce unas lesiones planas y parduzcas con tendencia a la fibrosis y a la retracción vesical que se llaman “parches arenosos” por su aspecto endoscópico. Tanto los bilharziomas como los parches arenosos, ambos visibles en nuestro vídeo, son indicativos de patología en fase evolucionada.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2008/mp4/V-17.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2008/webm/V-17.webm' type='video/webm'></video>