NEFRECTOMÍA LAPAROSCÓPICA DE DONANTE VIVO EN EL TRATAMIENTO DE LA INSUFICIENCIA RENAL TERMINAL: UNA GUÍA AUDIOVISUAL.
Espejo Maldonado, Eduardo; Vicente Prados, Fco. Javier; Rodríguez Herrera, Fco. José; Martínez Morcillo, Antonio; Cózar Olmo, J. Manuel; Fernández Sánchez, A. Jesús; Vázquez Alonso, Fernando; Pascual Geler, Manrique; Funes Padilla, Carlos; Segura Sánchez,
Hospital Universitario Virgen de las Nieves – Granada.
LXXIII Congreso nacional de Urología, Barcelona, 2008
Visto 2 veces.

INTRODUCCIÓN

Como tratamiento de elección de la insuficiencia renal terminal, la superioridad del trasplante de donante vivo sobre el cadáver, ha sido confirmada por informes del UNOS Scientific Registry, con tasas de supervivencia al cabo de 1 y 5 años del 92 y 76%, respectivamente, frente al 81 y 59% para los aloinjertos de cadáver. Además, representa una alternativa para hacer frente a la creciente escasez de órganos para injerto. La nefrectomía de donante vivo es una intervención muy especial, en la cual es absolutamente trascendente la seguridad y eficacia quirúrgica, que aporte mínima morbilidad y rápida reincorporación a la actividad normal del donante, a la vez que facilite una unidad renal indemne, con mínimo tiempo de isquemia caliente, suficiente longitud de arteria y vena y sin lesión endotelial. Desde 1995, con la descripción de la primera nefrectomía de donante vivo laparoscópica en ser humano por Ratner y cols., ésta se ha erigido como técnica de elección, por ajustarse más que la cirugía abierta a los requerimientos de ésta  intervención. 

MATERIAL Y MÉTODOS

Mostramos en éste vídeo, la técnica quirúrgica laparoscópica de la nefrectomía de donante vivo, a partir de uno de los 6 casos que constituyen nuestra serie actual. La intervención se realizó, como está protocolizado, sobre riñón izquierdo, mediante abordaje transperitoneal con 4 trócares,  con clampaje de pedículo y extracción renal mano asistida, a través de mini laparotomía media. 

RESULTADOS

El curso intra y postoperatorio se desarrolló sin incidencias significativas, procediéndose al alta del paciente tras una estancia en la cual el control del dolor con analgésicos, la tolerancia oral, movilización, etc.…fueron más fácilmente llevados a cabo que en cirugías abiertas, al igual que el paso a su domicilio y a sus actividades diarias. 

CONCLUSIONES

La nefrectomía laparoscópica de donante vivo ofrece numerosas ventajas sobre la cirugía abierta tradicional. Para el donante, ésta técnica acorta la hospitalización, reduce la necesidad de analgésicos postoperatorios, acelera la vuelta a la actividad normal y disminuye las pérdidas económicas ocasionadas por la baja laboral. Para el receptor, ésta técnica no afecta negativamente a la función del injerto ni a la supervivencia del mismo o del paciente.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2008/mp4/V-43.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2008/webm/V-43.webm' type='video/webm'></video>